Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

1.500 alumnos aprenderán arte con el método de un museo neoyorquino

Centros públicos seguirán el programa financiado por una constructora

Unos 1.200 alumnos de primaria de 11 centros escolares con pocos recursos tendrán clases de arte con un método didáctico del Museo de Arte Moderno de Nueva York durante el curso 2005-2006. El programa Didáctica del Arte lo pondrá en marcha la fundación Arte Viva y lo financia la obra social de la constructora Pryconsa, que pagará 128.000 euros. La Consejería de Educación quiere ampliarlo a más colegios en próximos cursos.

Acercar el arte a los menos favorecidos socialmente. Es el objetivo del programa Didáctica del Arte y del Patrimonio, que se pondrá en marcha en septiembre en 11 escuelas públicas de la región. Este programa propone a 1.200 niños de 4º, 5º y 6º de primaria un viaje por el arte, en nueve sesiones, una al mes siguiendo un método didáctico desarrollado por el departamento de educación del Museo de Arte Moderno de Nueva York (MOMA).

Varios especialistas de este centro artístico viajarán a Madrid para impartir algunas de las sesiones de formación a los profesores de los colegios. Ellos serán los encargados de aplicar el programa en sus clases.

Más de 100 centros escolares públicos, de los 705 que hay en la región, solicitaron participar en este programa. "Como es un proyecto piloto, sólo se podrá realizar en 11 escuelas con un máximo de cuatro grupos por centro", explica Frances Reynolds, presidenta de la Fundación Arte Viva.

La selección la realizaron con la Consejería de Educación teniendo en cuenta cuáles eran centros prioritarios, aquellos con mayor porcentaje de inmigrantes y los que tuvieran más becas de comedor y ayuda al estudio. Seis de las escuelas escogidas están en la capital y el resto en diversas localidades de la región.

"Los niños aprenden a interpretar las obras, a desarrollarse intelectualmente, conversar sobre lo que ven. El arte también se convierte en excusa para desarrollar otras habilidades sociales como el respeto, la autoestima, el diálogo, la tolerancia...", explica Reynolds.

Arte Viva ya tiene experiencia en la implantación de este proyecto en Brasil y Argentina, donde 18.000 chavales ya lo han seguido y cuentan con el respaldo de la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura). La idea es comenzar en la Comunidad de Madrid generalizarlo en próximos cursos y expandirlo después a otras regiones.

El programa dura un año. Primero, los profesores tendrán 40 horas de formación -por las que reciben créditos- para que después dirijan las sesiones en sus respectivos centros. Serán nueve clases, una por mes, y de ellas dos transcurrirán en museos: Thyssen, Reina Sofía o los de Patrimonio Nacional.

Durante todo el año los profesores podrán contar con un educador-orientador a quien plantearle las dudas. El viaje visual de los estudiantes comenzará con el retrato, luego la familia y el grupo social, destacando las diferencias, el cruce de fronteras, un viaje por el mundo y finalmente el universo.

El curso, que cuesta 128.000 euros, es gratis para los centros escolares públicos ya que ha sido patrocinado por la Fundación Pryconsa, la obra social de una constructora que lleva año y medio financiando proyectos educativos y que nació con un presupuesto de 300.000 euros, según fuentes de la fundación.

En un futuro se plantea ampliarlo a centros privados, pero en este caso tendrán que pagar 2.000 euros y participar en un programa de apadrinamiento de centros menos favorecidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de julio de 2005